Los crímenes de Israel, la vida en Gaza y el Derecho Internacional. Por Ramón Pedregal Casanova.

 El Observatorio Euro Mediterráneo de Derechos Humanos, con sede en Ginebra, informa desde su oficina en Gaza sobre la repercusión del asedio que desde hace 9 años tiene establecido Israel contra el pueblo de Gaza.

5628120150526054756281En Gaza viven 1.800.000 personas presas por Israel bajo condiciones infrahumanas: A consecuencia del cierre de los pasos fronterizos durante más del 70% del tiempo tanto para el comercio como para las personas, también se impide la atención médica, la asistencia a centros de estudio y al trabajo, y por lo que se refiere al mar la marina israelí persigue y tirotea a los pescadores que salen a su trabajo, así como a los agricultores que van a cultivar sus tierras fronterizas: la situación del pueblo de Gaza es tan grave que puede calificarse de desastre humanitario.

El informe señala que la destrucción causada en la infraestructura por los ataques de Israel no tiene precedentes, a lo que se suma al deterioro causado por el bloqueo. La agresión que durante 51 días sufrió Gaza el verano pasado, dejó a más de la mitad de la población sin empleo, 11.000 heridos, 2.000 niños discapacitados para toda su vida, 500.000 gazatíes se quedaron sin vivienda, y continúan viviendo en las escuelas de la UNRWA 10.000 personas.

Con el cierre de los pasos fronterizos, Israel impide la entrada de materiales para la reconstrucción, y a consecuencia de ello casi el 90% de los proyectos de Gaza están paralizados.

La pesca, como un sector de máxima importancia para el pueblo de Gaza, ha pasado de recoger 3.650 toneladas a 1.938 toneladas. La marina israelí ha causado la pérdida del 47% de los caladeros y el número de pescadores a pasado de contar con 10.000 trabajadores a sólo 3.500.

En la agricultura ha ocurrido otro tanto, Israel impide que se trabaje en 3 kilómetros en profundidad de territorio de Gaza a lo largo de la frontera, que es el 35% de la tierra agrícola.

El 95% del agua no se puede beber.

No queda más que una central eléctrica y funciona al 46%.

Como consecuencia de todo ello el 89% de las familias de Gaza no cubren las necesidades básicas.

Respecto a la medicina, en el informe se declara que la mayoría de los pacientes en los hospitales no pueden ser atendidos por falta de medicamentos.

El Observatorio Euro Mediterráneo de Derechos Humanos pide que se enjuicie a Israel por el asedio a la Franja de Gaza, por los “castigos colectivos” a la población, por el hambre causada y la destrucción de bienes de carácter civil.

Y es que las acciones de Israel son crímenes de lesa humanidad, de acuerdo con las leyes internacionales. Ahí, apoyando que se haga justicia, exigiendo la aplicación del Derecho Internacional, ahí tienen que estar los pueblos del mundo y los 136 gobiernos que reconocen el Estado Palestino, incluido el Vaticano, que ha sido el último.

Ramón Pedregal Casanova es autor de “Dietario de crisis” y de “Siete Novelas de la Memoria Histórica. Posfacios”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s